viernes, 12 de febrero de 2016

Dile ADIÓS por siempre a la Acidez y la Gastritis con esta sencilla receta APRENDE A PREPARARLA Y COMO USARLA..!!


La función natural de los jugos gástricos es la digerir las proteínas a través de las enzimas digestivas y destruir los microorganismos que pueden ingresar al sistema con la ingesta de alimentos contaminados. Además es responsable de que el intestino pueda absorber, elementos de los alimentos como magnesio, ácido fólico, Vitamina B12, hierro entre otros. como solucionar tu gastritis utilizando agua de arroz para mantener sano tus intestinos y evitar la inflamación o irritación, así que toma en cuenta estos consejos y soluciona tu gastritis de manera natural.

COMO SOLUCIONAR LA GASTRITIS UTILIZANDO AGUA DE ARROZ Y OTROS REMEDIOS CASEROS :

AGUA DE ARROZ
El agua de arroz es utilizada en muchas partes del mundo para calmar el dolor estomacal. Se toma una taza de arroz y se coloca a hervir y se toma el agua resultante de esa cocción.

LA LINAZA
La linaza sobre todo como infusión es uno de los remedios más utilizados para solucionar problemas en el aparato digestivo. En un vaso con agua mezcla bien 1 cucharada de semillas de linaza deja reposar por no menos de 12 horas. Colar y tomar a temperatura ambiente.
LA ZANAHORIA
Incluye zanahoria en tu dieta diaria en cualquier forma, es antiinflamatoria y diurética, te ayudara a disminuir los síntomas. Una forma fácil y practica es rallar zanahoria cruda previamente lavada en tus ensaladas.
LA COL O REPOLLO
Este jugo se debe tomar en ayunas. Tomas una col o repollo y lo colocas en la licuadora con ½ taza de agua hasta obtener una consistencia totalmente liquida.

SOLUCIONA TU GASTRITIS DE MANERA NATURAL

Cambia tus malos hábitos alimenticios, una alimentación balanceada es lo que te va permitir solucionar tu gastritis de manera natural, crea el hábito y se convertirá en un estilo de vida.
Todos los organismos son diferentes y puede que solo presentes alguno de estos síntomas y tener gastritis, nauseas, vómitos, ardor o dolor estomacal, eructos y hasta sangrado al vomitar. Siempre es bueno que al tener síntomas persistentes consultes a tu médico.