viernes, 19 de febrero de 2016

¿TIENES PROBLEMAS CON LOS HUESOS Y TE SIENTES CANSADO A MENUDO? ESTA BEBIDA TE DARÁ FUERZA Y ENERGÍA...


Para prevenir el daño óseo y evitar la fatiga debemos seguir una dieta equilibrada y, 
en la medida de lo posible, practicar ejercicio, siempre acorde a nuestras posibilidades.
En la mayoría de los casos, quienes están empezando a tener dificultades con sus huesos 
también experimentan con regularidad una sensación de cansancio que puede impedir la 
realización normal de las actividades cotidianas. 
La mejor forma de prevenir el daño óseo y la fatiga o cansancio crónico es mediante la adopción 
de un estilo de vida saludable que incluya ejercicios y plan de alimentación que cumpla con el requerimiento nutricional del cuerpo.

Como apoyo a dichos hábitos, también es bueno tener en cuenta esta bebida natural que, 
por sus propiedades, fortalece los huesos y te proporciona energía para el día a día.
 
JUGO VERDE PARA FORTALECER LOS HUESOS Y ENERGIZAR EL ORGANISMO

Teniendo en cuenta que gran parte de la salud ósea depende del suministro de determinados nutrientes presentes en los alimentos, este jugo natural concentra las propiedades necesarias 
para fortalecerlos.cLa combinación de espinaca y manzana hace de esta bebida una fuente de vitamina A y C, calcio, e importantes antioxidantes que impiden la disminución de la densidad de 
los huesos.
Está recomendado para aquellos que están sintiendo dolor en los huesos u otras dificultades. 
Sin embargo, es muy importante consultar al médico ya que los problemas en este sistema 
requieren de una atención especial para evitar el desarrollo de enfermedades graves.

¿CUÁLES SON LOS NUTRIENTES DE SUS INGREDIENTES?

Para que no dudes en tomar de forma regular este poderoso jugo verde natural, cabe mencionar 
las propiedades nutricionales que tiene cada uno de sus ingredientes.

ESPINACAS
Están compuestas en su mayoría por agua y es uno de los vegetales que más proteína 
contiene.
Son bajas en grasa e hidratos de carbono, pero ricas en fibra, vitamina A, vitamina C, 
vitamina E, vitamina K, como así también vitaminas del grupo B (B6, B2, B1) y ácido fólico 
(vitamina B9).
Entre sus minerales se incluyen calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso y fósforo; 
y también aporta sustancias antioxidantes como los flavonoides y carotenoides.

POMELO
Este cítrico está formado por un 90% de agua y por cada 100 gramos aporta 32 calorías, 
7 gramos de hidratos de carbono, 0,6 de proteínas, nada de grasa y un alto contenido en 
vitamina C, fibra, calcio, magnesio y potasio.

APIO
Contiene hasta un 95% de agua, pero también hace un aporte importante de vitaminas B1 
(tiamina), B2, B6, B9 (ácido fólico), betacarotenos, vitamina E y C, así como de minerales, 
como calcio, zinc, magnesio, hierro, azufre, fósforo, manganeso, cobre, aluminio y silicio.

MANZANA VERDE
Esta fruta es una fuente significativa de fitonutrientes, como el ácido fenólico y flavonoides, 
además de vitaminas A, B y C; pectina, proteína, calcio, carbohidratos, sodio, magnesio, 
potasio, fósforo, zinc y hierro.

JENGIBRE
Contiene aminoácidos esenciales, fibra, vitamina C y minerales como el zinc, aluminio, boro, 
cobalto y manganeso. También aporta una cantidad significativa de antioxidantes como quercetina 
y capsaicina, y aceites esenciales.

¿CÓMO PREPARAR ESTA BEBIDA?

La receta de este jugo está incluida dentro de los remedios de la medicina natural como un complemento para mejorar la salud de los huesos y del cuerpo en general, pero no sustituye 
los tratamientos farmacológicos recomendados por el médico.

INGREDIENTES
1 taza y media de espinacas crudas (45 g)
½ pomelo (sin piel)
2 tallos de apio
2 manzanas verdes, cortadas en octavos
Un trozo de jengibre pelado
 
PREPARACIÓN
La preparación de este jugo no tiene mucha complicación ya que básicamente solo hay que 
licuar todos sus ingredientes.
Lava y desinfecta las verduras y la fruta, incorpóralos en la licuadora y procésalos un par de 
minutos hasta que todo quede
bien integrado y sin grumos. Si lo consideras necesario le puedes agregar agua para facilitar 
el licuado.
También le puedes incorporar algunos cubos de hielo para que el jugo quede refrescante.
Cuando esté listo se debe tomar de inmediato para aprovechar sus propiedades al máximo.