viernes, 4 de marzo de 2016

Con la Soja evita los estragos de la Menopausia..


Si estás pasando por los molestos síntomas de sofoco y acaloramiento, naturales en la época 
de la menopausia. 
Debes saber que el consumo de soja, también llamada soya, puede ayudarte a superar esos 
malos ratos, que no te permiten realizar tus actividades diarias con normalidad.
Desde hace mucho tiempo la soja se conoce y se aprovecha en su totalidad como alimento y 
medicina natural en los países del lejano oriente, como Japón y la China. 
Efectivamente, esta leguminosa parece ser el alimento ideal, pues es un producto barato, 
se puede cultivar en casi cualquier clima y es una óptima fuente de proteínas, minerales y 
grasas. Además de contener vitaminas.

Contra la menopausia..
 
Sin embargo uno de sus favores más reconocidos a favor de la salud y el bienestar, es el poder 
para reducir los síntomas de la menopausia. 
Según datos epidemiológicos las mujeres asiáticas padecen menos bochorno y sudoración 
nocturna que las mujeres occidentales, debido a su alta ingesta de soja.
Los síntomas de la menopausia son causados por los bajos niveles de estrógeno. 
Los estrógenos son los que controlan la temperatura corporal. 
La soja, sin contener esta hormona en su composición, al parecer causa un efecto similar, 
controlando los síntomas fastidiosos de la menopausia, especialmente el estado de sofocación

Rica en proteínas..
 
La soja, es una gran fuente de proteína, básicamente es una semilla que tiene aceite y se dice 
que tiene el doble de proteínas que contiene el queso, el doble de proteínas de la carne roja y 
diez veces más que las proteínas de la leche. 
Es por ello que actualmente se ha convertido en uno de los insumos más importantes y requeridos 
en la dieta de las personas vegetarianas ,que sustituyen la carne de res, por la carne de soja, 
sin ver afectada su nutrición.

Contra el cáncer..
 
Recientemente esta humilde planta ha despertado el interés de la medicina occidental al 
poderse comprobar su eficacia en diversos tipos de cáncer, así como en la prevención de enfermedades cardiovasculares, como un infarto.

Hipertensión..
 
Los alimentos ricos en proteínas como la soja, están recomendados durante la infancia, 
la adolescencia y el embarazo ya que en estas etapas, es necesario un mayor aporte de este nutriente. 
A su vez, la soja también es rica en potasio, ayuda a una buena circulación y regula la presión 
arterial, por lo que es un alimento aconsejado para personas que sufren de hipertensión.
Gracias al potasio regula los fluidos corporales y puede prevenir enfermedades reumáticas o 
artritis.

Poder del zinc..
 
El alto contenido en zinc de la soja facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento 
de la insulina. 
El zinc que contiene este alimento, contribuye a la madurez sexual y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas 
y ayuda a metabolizar las proteínas.

Fósforo y fibra..
 
Al estar entre los alimentos ricos en fibra, la soja favorece el tránsito intestinal, además ayuda 
a controlar la obesidad y es recomendado para mejorar el control de la glucemia en personas 
con diabetes.
Reduce el colesterol y previene el cáncer de colon. La soja, al ser rico en fósforo, ayuda a 
mantener nuestros huesos y dientes sanos así como una piel equilibrada pues ayuda a mantener 
su PH natural.
Finalmente por su alto contenido en vitaminas, consumir soja ayuda a superar el estrés y la 
depresión.