domingo, 13 de marzo de 2016

Con solo aplicar uno de estos 10 remedios olvida los pies agrietados y resecos para siempre..!!


Los pies agrietados son antiestéticos, y no aportan un buen aspecto, de modo que las personas 
que tienen este problema luchan por solucionar este problema. 
La solución está en procedimientos naturales.

Por qué se agrietan los pies? 

La razones pueden ser muchas, una de ellas puede ser porque utilizamos mucho calzado abierto, entiéndase calizos, sandalias, etc. 
También andar descalzos nos provoca este problema.
Es recomendable que para evitar las grietas utilicemos calzados cerrados, apliquemos cremas humectantes, andemos descalzos lo menos posible y realicemos los remedios caseros para 
eliminar esta condición que sugerimos a continuación.
 
Remedios caseros para eliminar las grietas de los pies..

Estos remedios son sencillos de elaborar y aplicar, los ingredientes se encuentran fácilmente 
en cualquier lugar. 
Así que ya no tienes por qué seguir tiendo grietas en tus pies.
 
Crema de aguacate y banana :
 
Para realizar este remedio solo necesitamos moler la mitad del aguacate y una banana pequeña. Mezclamos bien y lo aplicamos en nuestros talones. 
Después envolvemos nuestros pies con papel para comida y lo dejamos allí durante 20 minutos. 
Luego lavamos bien. 
Este proceso debemos repetirlo 3 veces por semana, hasta que se obtengan los resultados deseados.
 
Baños de miel de abeja :

Necesitaremos un recipiente amplio donde quepan ambos pies. 
Luego añadiremos agua tibia y una taza de miel. 
Removeremos bien, introduciremos nuestros pies y lo dejaremos en el agua por media hora. 
Después los rasparemos con una piedra pómez.
 
Tratamiento de parafina :
 
Con una o dos tasas de parafina en un recipiente le agregaremos una cucharada de aceite de coco 
o de oliva, luego esta mezcla la pondremos a baño maría hasta que se derrita la parafina.
Esta mezcla debe quedar perfecta, para que luego la vaciemos en un recipiente donde tenga espacio para nuestros pies. 
Lo dejaremos reposar durante media hora. 
Transcurrido este tiempo enjuagamos bien.
 
Piedra pómez :

Este es una de las formas más comunes de eliminar las grietas, el proceso es muy sencillo. 
Debemos remojar nuestros pies durante 15 minutos en agua caliente, luego pasar la piedra pómez 
en los talones e ir frotándola. 
La piel muerta se desprenderá y nuestros pies quedaran suaves.

Exfoliante de limón :
 
Mezclaremos media taza de azúcar en un cuarto de taza con zumo de limón. 
Después que la mezcla esté uniforme la aplicaremos sobre nuestros pies y masajearemos en movimientos circulares, los pies deben estar húmedos para que obtengamos los resultados.
Si las grietas están muy abiertas este tratamiento no es recomendable, ya que este remedio 
causará dolor.
 
Aceite de ricino :
 
Utilizaremos una franela limpia para aplicar el aceite de ricino en nuestros pies.
No es recomendable que se aplique este tratamiento en estado de gestación o si se tiene las grietas muy abiertas.
 
Agua de rosas y glicerina :
 
Es muy fácil de elaborar, necesitamos una taza de pétalos de rosas y una taza con agua hirviendo, mezclaremos el agua y las rosas, luego dejaremos que el agua de enfríe un poco, después 
colaremos el agua para sacar los pétalos y que solo quede el agua. 
Después a esta agua le añadiremos dos cucharadas de glicerina al agua y aplicaremos esta mezcla 
en nuestros pies.
 
Manteca de cacao :

Aplicaremos una cantidad suficiente de manteca de cacao en nuestros pies antes de dormir todas 
las noches hasta obtener los resultados.

Aceite de coco :
Con el aceite de coco debemos dar masajes a nuestros pies todas las noches antes de ir a dormir, necesitamos lavar nuestros pies antes de aplicar este tratamiento. 
Colócate calcetines y deja que el aceite actúe toda la noche, para obtener mejores resultados.
 
Pasta de papaya :
Tan solo necesitamos triturar la mitad de la lechosa y convertirla en puré, y esta la aplicamos a nuestros pies en el área afectada, dejando que actúe durante 20 minutos.