lunes, 21 de marzo de 2016

Descubre la técnica del limón congelado en la cura del Cáncer y los Tumores malignos del Cuerpo..!!


El limón es uno de los alimentos más famosos en todo el mundo, conocido por su versatilidad en la cocina y su alto poder medicinal.
Desde la antigüedad su zumo ha hecho parte de cientos de recetas y remedios ya que tiene un sabor muy particular y concentra una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes esenciales para el buen funcionamiento del organismo.
Está comprobado que tiene la capacidad de desintoxicar el organismo, al apoyar el funcionamiento de los órganos purificadores. Además, fortalece el sistema inmunológico y frena la acción de los radicales libres para prevenir el desarrollo de diferentes enfermedades.
Lo que pocos saben, es que una parte importante de los nutrientes del limón están presentes en su cáscara, parte que suele tirarse a la basura.
Justo en esta hay una mayor concentración de compuestos antioxidantes y aceites esenciales que, de acuerdo con un reciente estudio, podría ser beneficiosos de cara al tratamiento contra el cáncer.

Terapia anticancerígena del limón congelado :
 
Durante muchos años se ha reconocido y evidenciado que el limón tiene propiedades antibióticas y antivirales, capaces de frenar la acción de diferentes microorganismos que causan infecciones y enfermedades.
También ha demostrado ser un tratamiento eficaz para los gusanos y parásitos internos, la presión arterial alta y diferentes trastornos nerviosos.
Lo que no se sabía hasta hace poco es que también tiene efectos anticancerígenos que podrían apoyar el tratamiento de diferentes tipos de esta enfermedad, teniendo un impacto incluso más positivo que la quimioterapia. ¿A qué se debe esto?
Partimos del hecho del alto poder medicinal del extracto de limón: tiene una potente acción contra las células cancerígenas, ya que es capaz de destruirlas sin alterar las ‘normales’, que es uno de los principales problemas de la quimioterapia.
Al tener propiedades alcalinas, altera el ambiente para el cáncer e impide que se prolifere en el organismo.

Las conclusiones de más de 20 investigaciones han podido determinar que unos compuestos conocidos como “limonoides”, presentes en grandes cantidades en este cítrico, son los responsables de darle su poder anticancerígeno, en especial contra las células que provocan cáncer de mama.
De hecho, se ha llegado a afirmar que el cítrico es hasta 10.000 veces más eficaz que las adriamicina, fármaco utilizado en todo el mundo como tratamiento quimioterapéutico para detener la propagación del cáncer.
Lo mejor de todo es que, a diferencia de los fármacos, el extracto de la fruta no destruye las células buenas, por lo que es totalmente seguro.
 
- Cáncer de colon.
- Cáncer de páncreas.
- Cáncer de próstata.
- Cáncer de hígado.
- Neuroblastoma.
- Lucemia.

El remedio:  
un limón entero, congelado y rallado
Lo que se está aconsejando para aprovechar las propiedades anticancerígenas del limón es su consumo regular sin extraerle su cáscara y zumo.
La forma correcta de tomarlo con este fin es obteniendo su ralladura, después de congelarlo:
Para empezar, lava y desinfecta el limón utilizando un poco de agua con bicarbonato o con vinagre de manzana. 
Esto es muy importante, en especial cuando se desconoce el origen del fruto.
Cuando esté limpio, llévalo al refrigerador y déjalo allí hasta que logre ponerse duro y helado.
Una vez esté listo, sácalo y utiliza un rallador de alimentos para obtener el polvo de su cáscara y pulpa congeladas.
El polvo de limón que obtienes lo puedes agregar en muchas de tus comidas o en bebidas especiales como jugos y cócteles.

¿Este remedio tiene los mismos efectos que tomar jugo de limón?

Por supuesto que no. 
El zumo de limón tiene increíbles propiedades que se valoran en muchos campos de la salud. 
Sin embargo, cuando de cáncer se trata, sus efectos no son suficientes y se requiere complementarlos con los nutrientes que contiene la cáscara.
Es justo en la piel donde se concentra la mayor parte de limonoides y otros antioxidantes, responsables de disminuir y eliminar diferentes tipos de tumores malignos.
De hecho, se estima que un limón entero puede contener hasta 22 agentes anticancerígenos, entre los que se incluyen:
La limonina.
La pectina cítrica.
Glucósidos de flavonol.
La vitamina C.
A modo de prevención está recomendado tomar como mínimo de 150 gramos semanales de cítricos.