domingo, 6 de marzo de 2016

Jugos para los Quistes Ováricos o en los Ovarios..


El quiste es una membrada formada por un saco cerrado y bien delimitado que en su interior 
contiene aire, líquido, pus u otras sustancias de diversa naturaleza.
Puede aparecer en cualquier parte del organismo, si bien afecta con mayor frecuencia a la piel, hígado, ríñones, pulmones, huesos, páncreas y en los ovarios.
 
Los quistes de ovario pueden ser funcionales u orgánicos (serosos, dermoides, mucoides). 
Van a dar síntomas como: sensación de pesadez, alteración menstrual, molestias urinarias o esterilidad.
Los quistes funcionales o distrofias monoquísticas son modificaciones transitorias, como el quiste folicular, los quistes luteínicos y los quistes del cuerpo lúteo. 

La mayoría son asintomáticos, pero otros pueden producir tumefacción, dolor y sangrado. 
El dolor puede durar varios minutos o incluso días.
 

Otros síntomas son la falta de período menstrual o su retraso, la sensación de presión o de peso 
en la parte baja del abdomen y el estreñimiento, y problemas para la micción debidos a ta presión interna ejercida por los quistes..
Las causas de los quistes ováricos no funcionantes todavía no están completamente claras. 

Se cree que hay muchos factores que desempeñan un papel en el desarrollo de los quistes, 
como el estado general de la salud de la mujer, el peso, la dieta, la historia personal y el estilo de 
vida. 

La conexión mente-cuerpo también es un factor en los quistes, ya que el estrés y la ansiedad 
pueden ser factores importantes.
La obesidad, los trastornos hormonales y las cifras elevadas de insulina en la sangre están estrechamente relacionados con el cuadro de síndrome del ovario poliquístico.


Alimentos beneficiosos :
 
Aumentar el consumo de los alimentos ricos en vitamina A y carote-noides como las zanahorias, 

los tomates y las ensaladas verdes.
Incluir alimentos ricos en vitaminas del grupo B, como los cereales integrales, las legumbres y 

la levadura de cerveza.
Incluir una fuente dietética de yodo, como el pescado y las algas marinas.
Los ácidos grasos esenciales omega-3 que se encuentran en los pescados como el salmón o la 

trucha también son muy recomendables.
En ocasiones, pueden ser convenientes los suplementos de vitaminas A, C y E y minerales como zinc 

y selenio.

Jugos curativos :
 
Jugo para los quistes ováricos o de ovario #1

 
Ingredientes (Para 1 persona)
2 tomates
2 zanahorias
1 remolacha o betabel
1/4 tazón arándanos rojos enteros, frescos o congelados
 
Preparación
En la licuadora, extraer el zumo de los tomates, las zanahorias, la remolacha y los arándanos 
rojos. Revolver y servir en un vaso. Tomar este jugo todos los días.

Jugo para los quistes ováricos o de ovario #2
 
Ingredientes (Para 1 persona)
1 tomate
1 trozo de raíz de jengibre de 1 cm
4 ramitas de perejil fresco
1/2 limón
 
Preparción
En la licuadora, extraer el zumo de los tomates, el jengibre, el perejil y el limón. 
Revolver y servir en un vaso.

Jugo para los quistes ováricos o de ovario #3
 
Ingredientes (Para 1 persona)
3 zanahorias
1 manojo hojas frescas de espinaca
1 diente de ajo
1/2 limón
Un pellizco pimienta de cayena
 
Preparación
En la licuadora, extraer el zumo de las zanahorias, la espinaca, el ajo y el limón. 
Añadir la pimienta de cayena, revolviendo, y servir en un vaso. 
Tomar un vaso diario de este jugo.

Jugo para los quistes ováricos o de ovario #4
 
Ingredientes (Para 1 o 2 personas)
3 zanahorias
1 tallo de brócoli
1/2 tazón hojas frescas de espinaca
1 trozo de raíz de jengibre de 1 cm
1/2 cucharadita canela molida
1/2 cucharadita pimienta de cayena, o al gusto
 
Preparacion
En la licuadora, extraer el zumo de las zanahorias, el brócoli, las espinacas y el jengibre. 
Revolver, añadiendo la canela y la pimienta de cayena, y servir en un vaso. 
Beber un vaso de este jugo todos los dias preferiblemente en la mañana.

Recomendaciones...
 
- Eliminar la cafeína y el alcohol.
- Reducir la ingesta de azúcar, miel y jarabe de arce. 
Asimismo, evitar en la medida de lo posible el consumo excesivo de los productos derivados de 
las harinas refinadas (pan blanco, pasta, bollería, etc.)
- Hacer ejercicio moderado, durante un mínimo de 20 minutos al día, es una gran ayuda. 
Y mucho mejor si se realiza al aire libre. 
Una de las mejores opciones estriba, como en otras muchas ocasiones, en el yoga puesto que, además de ser una técnica inmejorable para reducir y controlar el estrés, incluye ejercicios específicamente diseñados para aumentar la circulación sanguínea de la zona genital femenina y favorecer su salud y curación. 
- Caminar, bailar, nadar, ir en bicicleta, etc., también son actividades muy aconsejables.
- Realizar terapias alternativas Este tipo de terapias busca la curación de los componentes 
emocionales y psicológicos que muy posiblemente contribuyen a la formación de los quistes. 
Dentro del amplio abanico de técnicas disponibles destacan el yoga, la meditación, el tai chi, la visualización, las técnicas de respiración.
- Acudir al doctor si se presenta hemorragia, rotura, infección o compresión de órganos adyacentes.