viernes, 6 de enero de 2017

Carta al Hombre de mi vida que no es mi esposo..


Yo quería encontrar al hombre de mi vida….
Quería encontrarlo en algún lugar concurrido, lo encontré en mi vientre.
Lo imagine en ropa elegante y lo encontré desnudo.
Pensé llevar mi cabello sexy y unos jeans lindos, pero ahí estaba yo… con el sudor en mi cuerpo y una bata rosa.
 

Pense sonreír coqueta para él, y en su encuentro lloré como una niña mientras besaba su frente.
Imaginé a mi hombre perfecto tomar mi mano y llevarme lejos… pero fui yo quien tomó su dedo mientras lo cogía en brazos.
En una fecha especial, el día de su nacimiento, conocí al fin al hombre de mi vida: Mi hijo.
 

No podía haber hombre más perfecto para mi, el que me desvela por las noches y por la mañana me hace amar mis enormes ojeras.
Ese que llora y me hace llorar con él.
El que sonríe para mi y me llena por completo el corazón,
El único que me hizo ser madre antes que mujer.
El que juega en mi cama y me hace feliz!
 

Porque entiendo que hay bebés que nacen teniéndolo todo, incluyendo un padre… Y bebés que desde antes de nacer luchan y se enfrentan a mil desafíos saliendo victoriosos!
Éste ultimo eres tu mi niño! Y yo, estoy muy orgullosa de ser tu madre.