domingo, 21 de febrero de 2016

10 señales de que tienes un problema de Tiroides...


Se estima que hasta 25 millones de estadounidenses tienen un problema de tiroides, y la mitad 
de ellos no tienen idea de lo que tienen. 
El hipotiroidismo, o una tiroides poco activa, representan el 90 % de todos los desequilibrios de 
la tiroides.

La tiroides, una glándula en forma de mariposa en el centro del cuello, es la glándula maestra del metabolismo. La función de la tiroides está interrelacionada con todos los sistemas del cuerpo. 


Si la tiroides no está funcionando de manera óptima, entonces tú tampoco. 

10 signos de problema de Tiroides: 

1- Fatiga después de dormir de 8 a 10 horas por la noche, o necesitar tomar una siesta todos los 

días.
2- Aumento de peso o la incapacidad para perder peso.
3- Problemas de estado de ánimo, tales como cambios de humor, ansiedad o depresión.
4- Desequilibrios hormonales, tales como síndrome premenstrual, períodos irregulares e infertilidad.
5- Dolor muscular, dolor en las articulaciones, síndrome del túnel carpiano o tendinitis.
6- Manos y pies fríos, sensación de frío cuando otros no lo sienten, o tener una temperatura corporal constantemente baja.
7- Piel seca o grietas, uñas quebradizas y caída excesiva del cabello.
8- Estreñimiento.
9- Problemas mentales tales como confusión mental, falta de concentración o mala memoria.
10- Hinchazón de cuello, ronquidos o la voz ronca.
 
¿Cómo trabaja la glándula tiroides ?

La producción de la hormona tiroidea está regulada por un circuito de retroalimentación entre 
el hipotálamo, la glándula pituitaria y la glándula tiroides. 
La hormona hipotalámica liberadora de tirotropina ( TRH ), estimula la síntesis y secreción de la tirotropina ( TSH ) de la pituitaria.
A su vez, la TSH estimula la producción y liberación de T4 y T3 a partir de la glándula tiroides. 
Cuando se produce suficiente T4, ésta señala a la TRH y TSH que hay suficiente hormona de 
la tiroides en circulación para no producir más.

Alrededor del 85 % de la hormona producida por nuestra glándula tiroides es T4, que es una 
forma inactiva de la hormona. 
Después de que se forma la T4, una pequeña cantidad de la misma se convierte en T3, que es 
la forma activa de la hormona tiroidea.
Para complicar las cosas, T3 también es convertida en T3 libre ( FT3 ) o T3 Inversa ( RT3 ). 
Es la T3 libre que realmente importa en todo esto, ya que es la única hormona que se puede unir 
a un receptor y que tu metabolismo aumente, mantener el calor, mantener tus intestinos en 
movimiento, la mente trabajando, y otras hormonas bajo control. 

El papel de T3 inversa no es bien conocida, sin embargo, yo la veo elevada en personas sometidas 
a un estrés extremo y los que tienen la toxicidad del mercurio.
Y, por último, la tiroiditis de Hashimoto, una enfermedad autoinmune, es la forma más común de problemas de tiroides y sus números están aumentando anualmente. 
Una enfermedad autoinmune es una enfermedad en la que tu cuerpo se vuelve en contra de sí 
mismo y comienza a atacar a un determinado órgano o tejido que cree es foráneo.