miércoles, 10 de febrero de 2016

Harina de Maracuyá el mejor Remedio Casero para combatir la Diabetes..


El consumo diario de la cascara de chinola es uno de los mejores remedios caseros para las 
personas que padecen diabetes. 
La chinola es también conocida como maracuyá, fruta de la pasión o pasionaria. 
Es una fruta cítrica, originaria de la amazonia, es una fruta baja en calorías pero rica en vitaminas y minerales.

Según los resultados arrojados por investigaciones recientes, se ha descubierto que esta deliciosa fruta puede ayudar en el tratamiento de la diabetes tipo 2, porque esta fruta disminuye la resistencia a la insulina y regula los niveles de azúcar en la sangre .
Uno de los principales beneficios que nos aporta la chinola es que a pesar de que contiene pectina, esta no contiene mucha azúcar, ya que las frutas que contienen pectina tienen mucha azúcar. 

El endocrinólogo Fadlo Fraige Filho, presidente de la asociación nacional de asistencia al diabético 
en Brasil, reconoce que la pectina tiene acción de combate a los picos de insulina, y este expresa 
que: “cualquier alimento rico en fibra puede producir el mismo efecto”. 
El detalle está en que contiene mucha glucosa, no así la chinola.
Remedio casero para tratar la diabetes con chinola

Este remedio consiste en consumir la harina de la cascara de la chinola, debido a que es una fruta 


rica en pectina, que es un tipo de fibra soluble que actúa en la reducción de glucosa en la sangre, convirtiendo este tratamiento en ideal para la diabetes.
Esto se debe a que consumir chinola produce un gel en el estómago que funciona como una barrera que reduce los niveles de glucosa, combate la obesidad y disminuye el colesterol malo.

También actúa a nivel intestinal, contribuye la formación del bolo fecal que facilita la eliminación de toxinas.
Existen muchas opciones donde podemos encontrar harina de chinola, pero es recomendable que lo hagamos nosotros mismos de forma casera. Para elaborar la harina solo necesitamos utilizar chinola.

¿Cómo lo prepararemos?

Lo primero es lavar bien la chinola, abrirla y sacar el jugo y las semillas, dejando solo las cascaras. Luego debemos llevar las cascaras al horno hasta que estén completamente secas. Utilizando un cuchillo retire la parte de afuera de la cascara hasta que solo quede la parte blanca, luego coloque la parte blanca en la licuadora hasta que se forme una especia de polvo. Debemos guardar este polvo en un recipiente limpio y seco en un lugar oscuro.

¿Cómo lo consumiremos?

De este polvo ingeriremos 2 cucharadas por día, o una cucharada en cada comida.