sábado, 19 de marzo de 2016

5 Remedios Caseros que te ayudarán a controlar el Sudor..


El sudor es un fluido ácido incoloro que se segrega a través de las glándulas sudoríparas ubicadas dentro de la piel. Este contiene ácidos grasos y una buena cantidad de minerales que actúan como agentes antibacterianos contra varios tipos de bacterias y hongos.
Si bien se trata de un proceso natural del cuerpo para regular la temperatura, para todos resulta muy molesto porque suele causar sensación de suciedad y mal olor.
Su producción en exceso es normal cuando el cuerpo se calienta durante el ejercicio o se están atravesando momentos de ansiedad o fiebre. También es un síntoma común de los cambios hormonales de la menopausia.
Se considera anormal cuando no hay un motivo aparente que lo origine y se expulsa incluso sin hacer mayores esfuerzos.
Por fortuna, dejando a un lado su posible causa, existe una serie de remedios caseros que contribuyen a controlar el sudor para evitar la incomodidad y la vergüenza del olor desagradable.

A continuación vamos a compartir los 5 más fáciles de elaborar para que no dudes en probarlos.

1. Té de salvia
 
La salvia cuenta con propiedades antitranspirantes que regulan la función de las glándulas sudoríparas.
Contiene magnesio y vitaminas del complejo B que participan en la regulación hormonal para controlar la sudoración.

Ingredientes
 
5 cucharadas de salvia (50 g)
1 litro de agua
 
¿Cómo prepararlo?

Vierte la salvia en una olla con un litro de agua y ponla a hervir a fuego lento durante 15 minutos.
Déjalo reposar y consume una o dos tazas al día.
También puedes aplicarlo sobre las áreas afectadas.

2. Vinagre de manzana, tomillo y romero
 
La combinación de vinagre de manzana, tomillo y romero nos permite hacer un desodorante 
natural para neutralizar el mal olor y el exceso de fluidos.

Ingredientes
 
1 cucharada de tomillo (10 g)
1 cucharada de romero (10 g)
1 taza de agua (250 ml)
½ taza de vinagre de manzana (125 ml)
 
¿Cómo prepararlo?

Incorpora el tomillo y el romero en una taza de agua y ponlo a hervir 15 minutos.
Luego, pásalo por un colador y mézclalo con la media taza de vinagre de manzana.
Sumerge una gasa limpia o algodón en el líquido y frótalo sobre las axilas, el cuello y demás áreas.
 
3. Fécula de maíz

La fécula de maíz, también conocida como maicena, es un producto suave con la piel que nos permite conservarla seca y libre de aromas desagradables.

Ingredientes
 
1 cucharada de fécula de maíz (10 g)
1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
 
¿Cómo prepararlo?

Mezcla la fécula de maíz con el bicarbonato de sodio para formar un desodorante en polvo.
Aplícalo sobre las axilas secas y déjalo durante la jornada.
Puedes estar tranquilo porque no son productos que manchen las prendas.

4. Bicarbonato de sodio y limón
 
Las propiedades antibacterianas y antitranspirantes de estos dos ingredientes nos permiten neutralizar los malos olores corporales y el exceso de producción de sudor.
Sumado a esto, actúan como exfoliantes naturales para remover las células muertas y blanquear la piel.

Ingredientes
 
1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
1 limón
 
¿Cómo prepararlo?

Haz una pasta espesa con los dos ingredientes y frótala con suaves masajes circulares sobre las 
áreas que deseas.
Déjalo actuar 15 minutos y enjuaga con agua fría.
Úsalo todos los días para estar protegido.
5. Aceite esencial de árbol de té
El aceite esencial de árbol de té es un popular antibacteriano que disminuye el número de bacterias 
en la piel para eliminar el mal olor y las infecciones.

Ingredientes
 
10 gotas de aceite esencial de árbol de té
½ taza de agua (125 ml)
 
¿Cómo prepararlo?
 
Diluye el aceite esencial de árbol de té en el agua y aplícalo en las axilas con la ayuda de un espray 
o un paño.

Todas estas alternativas son muy económicas, fáciles de realizar y libres de químicos agresivos. Prueba la que más te llame la atención y conviértela en sustituto de esos desodorantes comerciales que se componen de sustancias dañinas.