sábado, 24 de diciembre de 2016

Niña de 3 años respira gracias a su perro..

La pequeña Alida sufre hiperplasia neuroendocrina y el señor Gibbs, un salvavidas de cuatro patas, le ayuda a vivir día tras día


Con tres años, respira porque su perro le transporta el oxígeno
Alida Knobloc, una niña de 3 años de edad, de Loganville, Georgia (EEUU), sufre una enfermedad pulmonar rara conocida como hiperplasia neuroendocrina (Nehi) que hace que no pueda respirar por si misma.
Necesita en todo momento de un tanque de oxígeno a su lado pero éste es tan pesado que no puede transportarlo. Para ello, Alida recibe la ayuda de lo que sus padres califican como "salvavidas de cuatro patas". 
El señor Gibbs, es un perro joven goldendoodle que lleva en su espalda los tanques de oxígeno que Alida necesita. El perro ha sido entrenado para seguir a la niña a todos los sitios a donde va, incluso cuando monta en bici o se baja por un tobogán. 

El perro Mr. Gibbs: 

Antes de que Mr. Gibbs llegara a su vida, los padres de Alida lucharon por encontrar una solución, que llegó mediante un programa de televisión en el que oyeron hablar de 'perros de asistencia'.
Los Knoblock entendieron que si un perro puede ser entrenado para guiar a personas ciegas, también podría hacerlo para ayudar a su hija.
Y ahora Alida y Mr. Gibbs disfrutan jugando y corriendo juntos en el parque.
La pequeña considera que el can es "su mejor perro".
Su madre, Debbie, una enfermera de 39 años, explica que la niña y el perro están "creciendo juntos" y "aprendiendo más cada día".
"Ella quiere a Mr Gibbs y el perro la adora también. Simplemente intentamos hacer su vida más sencilla. Es un salvador de cuatro patas".
Hiperplasia neuroendocrina, una enfermedad rara
La enfermedad que sufre Alida Knoblock fue descubierta en 2005 y afecta a 800 personas en el mundo. Los pulmones de quienes padecen dicha dolencia son incapaces de absorber oxígeno con normalidad.